Venas varicosas

síntomas y tratamiento de las varices de las extremidades

Se trata de una deformación y un mal funcionamiento de las venas de las piernas. En un estado normal, la sangre en las venas se mueve de abajo hacia arriba, esto se logra debido a las contracciones del corazón, el trabajo coordinado de las paredes elásticas del vaso, los músculos alrededor del vaso y la válvula en la vena. Esta válvula permite que la sangre fluya hacia arriba y evita que fluya en la dirección opuesta. En caso de violaciones, las paredes del vaso se expanden, el espacio de la válvula diverge y la sangre puede moverse parcialmente en la dirección opuesta, creando un contraflujo, expandiendo aún más las paredes del vaso y debilitando la válvula. Aparecen las varices. La enfermedad es extremadamente común entre las personas mayores de 30 años y, con mayor frecuencia, las mujeres la padecen.

Causas y prevención de las venas varicosas de las extremidades inferiores

Las causas de las varices residen en la mayoría de los casos en un estilo de vida sedentario: estamos en una posición estática durante mucho tiempo (especialmente sentados), no damos la carga necesaria a los músculos. Los siguientes factores de riesgo también pueden afectar: ​​

  • ropa demasiado ajustada (pantalones, calcetines hasta la rodilla),
  • zapatos incómodos (especialmente tacones altos),
  • desequilibrio hormonal,
  • frecuentes baños calientes, visitas a la sauna,
  • actividad física seria a largo plazo, levantamiento de pesas
  • obesidad.

La principal prevención de las varices es mantener un estilo de vida saludable. Incluso si tiene un trabajo sedentario, trate de no quedarse quieto durante varias horas seguidas: levántese, estire las piernas, camine más; y no te olvides de una dieta equilibrada, que, junto con una actividad física moderada, te salvará de muchas enfermedades.

El embarazo también es uno de los principales factores de riesgo de las venas varicosas. Pero la predisposición genética aún se está estudiando, incluso hay una serie de estudios que la refutan.

Síntomas

La enfermedad puede desarrollarse muy lentamente: durante años o incluso décadas. Los síntomas de la etapa inicial son variados, pero por conveniencia se combinan en un cierto complejo bajo una sensación general de pesadez en las piernas:

  • piernas cansadas sin estrés grave,
  • venas adoloridas,
  • calambres nocturnos en las pantorrillas,
  • tirando de sensaciones en las piernas.

Si no rastrea los síntomas de las venas varicosas en la etapa inicial, la vena se deformará cada vez más. Por las tardes, comenzará a aparecer hinchazón en los pies y tobillos, pasando por la mañana; las arañas vasculares se harán visibles y luego se sentirán las venas hinchadas y los nódulos en ellas. Si no recurre a un especialista en esta etapa, además de una disminución obvia en la calidad de vida, un síndrome de dolor obvio, una persona corre el riesgo de tener pigmentación de la piel y úlceras tróficas. El curso posterior de las venas varicosas trae complicaciones como sangrado de los ganglios venosos y el riesgo de desarrollar una enfermedad tan grave como la trombosis, que puede ser fatal sin la derivación a un especialista.

Diagnóstico

El diagnóstico de las venas varicosas es bastante simple: es una encuesta, un examen del paciente y una ecografía, que mostrará el área afectada de la vena y la extensión de la lesión para seleccionar el tratamiento óptimo. Si por alguna razón (por ejemplo, cuando las venas dañadas están ubicadas profundamente), el ultrasonido no brinda toda la información necesaria, entonces el especialista realizará un examen adicional, flebografía, la introducción de un agente de contraste en la vena, que, bajo rayos X, mostrará los cambios más pequeños en la vena a lo largo del torrente sanguíneo.

Tratamiento de las varices de las extremidades inferiores

El tratamiento no quirúrgico de las venas varicosas (ejercicios físicos especiales, masajes, usar ropa interior de compresión, tomar medicamentos para fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos) ayudará solo en la etapa inicial. Pero, lamentablemente, muy pocos pacientes acuden a un especialista en este momento. Quizás debido a una prevalencia tan generalizada de la enfermedad, muchos o confían en métodos alternativos de tratamiento que no han demostrado su efectividad y están perdiendo un tiempo precioso, o se resignan a las varices hasta un síndrome de dolor insoportable, lo que indica una etapa avanzada.

El tratamiento quirúrgico de las varices, como cualquier otra intervención quirúrgica, requiere de un equipo de médicos altamente calificado que lidere al paciente. Después de todo, se pueden encontrar contraindicaciones graves para la operación, así que confíe su salud solo a especialistas experimentados en centros médicos bien equipados.

Para nuestros pacientes, estamos listos para proporcionar todos los métodos de tratamiento conocidos y clínicamente probados: desde el conservador (no quirúrgico) hasta el operativo. Entre los más efectivos se encuentran:

  • coagulación con láser (eliminación con láser, es decir, por exposición al calor de áreas de vasos dilatados): este método es adecuado para vasos pequeños y para eliminar las arañas vasculares ubicadas cerca de la superficie de la piel;
  • escleroterapia (inyección de una sustancia especial en una vena que la obstruye de forma segura): este método es adecuado solo para vasos periféricos pequeños;
  • flebectomía es una extirpación quirúrgica del área afectada de una vena; se usa en etapas avanzadas de la enfermedad en venas grandes;
  • coagulación por radiofrecuencia.

La elección del método de tratamiento depende de muchos factores (descuido de las venas varicosas, estado del paciente, contraindicaciones para manipulaciones). Los especialistas intentan proporcionar al paciente la información más detallada sobre su condición, escuchar los deseos y decidir el método de tratamiento apropiado para la situación específica.